Por qué debemos aprender sobre finanzas personales

Como ya anunciamos, Frank Spartan va a empezar a profundizar en el concepto de libertad financiera y sus implicaciones mediante un workshop dedicado, en el que iremos abordando una serie de temas relacionados con las finanzas personales y siempre en el contexto de la filosofía de este blog: La conquista de mayor libertad para poder alinear progresivamente tu vida con aquello que más te importa y a lo que quieres dedicar más tiempo.

La primera sección de este workshop estará enfocada en la dimensión más filosófica y englobará algunos de los conceptos más relevantes para una adecuada comprensión del tema. Conceptos que debemos dominar si queremos tener un mayor control sobre el rumbo del barco con el que navegamos por la vida.

La segunda sección tendrá un enfoque más práctico y en ella abordaremos el cómo enfocar decisiones concretas en base a sus consecuencias sobre nuestro grado de libertad financiera y sus posibles implicaciones sobre nuestra perspectiva vital y nuestra forma de actuar.

¿Cómo de extenso será este workshop y cuántas secciones tendrá? La verdad, no tengo ni puñetera idea. Lo veremos según se van desarrollando las cosas y vamos recibiendo feedback de los lectores, tanto de los temas que vamos cubriendo como de otros temas que les interesen.

Así que vamos a empezar y a ver con qué nos encontramos.

Empecemos por el principio

Vamos a comenzar a desarrollar la primera sección de este Workshop con un post orientado a argumentar por qué es importante aprender sobre finanzas personales. Parece un buen sitio por donde empezar para establecer una perspectiva global y un marco de referencia que ponga los temas posteriores en contexto. En otras palabras, deja de distraerte con chorradas por unos minutos y pon un poco de atención o perderás el hilo.

Quizá esperes que Frank Spartan te vaya a hablar de cómo ahorrar, en qué invertir, y por qué tiene sentido empezar a hacerlo cuanto antes. Todo eso es clave, pero antes de profundizar en esos temas es necesario que empieces por establecer una buena base. Y esa base no es otra que una respuesta sólida a la pregunta que da título a este post.

Para responder a esa pregunta de forma convincente, vamos a tocar dos áreas relacionadas: Las razones por las que tanta gente decide no involucrarse en la gestión de sus finanzas personales y las razones por las que deberían hacerlo.

Por qué tantas personas no dedican atención a las finanzas personales

La perspectiva de Frank Spartan sobre este asunto es que las razones más habituales por las que la mayoría de personas decide no aprender sobre finanzas personales son tres:

  1. Si no tenemos formación financiera, nos parece un mundo complejo, oscuro y lleno de malvados que intentarán metérnosla doblada con dudosas recomendaciones sobre dónde invertir los ahorros que hemos conseguido con el sudor de nuestra frente; y por eso preferimos mantenernos al margen;
  2. Nuestra pareja o alguien cercano se encarga de ello en nuestro lugar; y por eso preferimos desentendernos;
  3. Preferimos disfrutar de la vida al máximo y la vía que elegimos para conseguirlo es gastar todo el dinero que nos podemos permitir. No ahorramos un carajo y no tenemos intención alguna de hacerlo en el futuro, con lo que nos parece que aprender sobre finanzas personales es tan útil para nosotros como aprender a hablar Saharaui.

Pues bien, ninguna de estas tres razones es válida. Todas ellas son majaderías que nos hemos contado a nosotros mismos para no tener que mirar a la realidad a los ojos. Así que hagamos una bola de papel con cada una de ellas rápidamente, ¿te parece?

  1. En cuanto a la primera, dominar los aspectos clave de las finanzas personales requiere un poco de tiempo de aprendizaje, pero los conceptos realmente necesarios son sencillos. Si dominas estos conceptos, no necesitas depender de nadie para gestionar tus finanzas más allá de ti mismo. El escollo fundamental no es la parte técnica, sino adoptar la perspectiva mental correcta y desarrollar ciertos hábitos, algo que todos tenemos posibilidad de hacer contemos con formación financiera previa o no.
  2. En cuanto a la segunda, esa persona que ahora hace las cosas por ti puede desaparecer de tu vida de repente. Puede dejarte, puedes dejarle tú a ella, puede dejar de tener tiempo y capacidades para hacer ese trabajo por ti, o puede que le caiga un piano de cola encima desde el séptimo piso mientras pasea por la calle. No puedes dejar algo tan importante en manos de otra persona y desentenderte. Punto final.
  3. En cuanto a la tercera, gastar todo lo que tienes por el mero hecho de querer aprovechar la vida te deja en una posición muy vulnerable ante posibles acontecimientos inesperados. No es la forma adecuada de vivir. La buena noticia es que si adoptas la filosofía de este blog, eso cambiará. Ahorrarás y desarrollarás la intención de seguir ahorrando en el futuro. Y en ese contexto, aprender sobre finanzas personales se convertirá en algo muy útil para ti.

En resumidas cuentas, no tienes excusa válida para no aprender, marinero. Los fantasmas que ves son espejismos que sólo existen en tu cabeza.

Por qué es importante que aprendas a gestionar tus finanzas personales

Para responder a esta pregunta, es necesario tener en cuenta dos ángulos: El ángulo defensivo y el ángulo ofensivo.

El ángulo defensivo

Los argumentos que ilustran el ángulo defensivo del asunto son simples: No puedes permitirte el lujo de no saber gestionar tus finanzas, lo mismo que no puedes permitirte el lujo de no llevar puesto el cinturón de seguridad cuando vas conduciendo. El potencial impacto sobre tu vida si algo sale mal es demasiado grande.

La enorme incertidumbre que nos rodea en el panorama político, económico, tecnológico y social es un indicador de que la posibilidad de que algo salga mal, o al menos de que el futuro te depare sorpresas que no te favorezcan demasiado, no es en absoluto despreciable. Quedarse con el culo al aire en el lado financiero, sean cuales sean tus circunstancias, no es una buena situación para ti. Y en algunas circunstancias, como por ejemplo cuando hay otras personas que dependen de ti, esa situación puede llegar a ser realmente dramática.

Reflexiona un poco: ¿Estás enfocando la decisión de no aprender sobre este tema con lógica? ¿Tiene sentido contratar un seguro de hogar por si se te estropea el frigorífico y pasar olímpicamente de aprender a gestionar tus finanzas personales? Si estás actuando así, o piensas de esa manera, estás protegiéndote contra el riesgo con impacto potencial más pequeño y pasando olímpicamente de protegerte contra el riesgo con impacto potencial más grande. Es como plantarte a pecho descubierto agitando un pañuelo rojo ante un toro agresivo y confiar en que tenga un buen día y decida no embestirte. Y eso, amigo mío, es estúpido además de peligroso.

El ángulo ofensivo

El ángulo ofensivo, por el contrario, no es tan evidente y no se aprecia a primera vista tan fácilmente. Este ángulo hace referencia a todas las posibilidades vitales que se abren ante ti cuando dominas tus finanzas personales y las restricciones financieras dejan de tener tanta influencia sobre la forma en la que vives. El modo en el que tu perspectiva mental, tu curiosidad, tu creatividad y tu valentía para abordar situaciones te llevan a vivir una vida con mayor libertad, en la que tienes muchas más posibilidades de desarrollar tu potencial y ser más feliz. Este ángulo ofensivo es muy real, pero generalmente no se aprecia del todo hasta que empiezas a andar el camino.

La razón por la que el ángulo ofensivo de aprender sobre finanzas personales pasa habitualmente desapercibido es que, una vez que llegamos a una situación financiera en la que sentimos que nos podemos permitir un estilo de vida lo suficientemente cómodo, no sentimos gran presión externa por mejorar. Cuando llegamos a fin de mes y no vislumbramos grandes riesgos en el horizonte, nos relajamos y no sentimos la necesidad de ir más allá, porque creemos que tenemos las cosas bajo control. Las finanzas nos imponen algunas restricciones, sí, pero no es ningún drama porque pensamos que podemos seguir viviendo de forma relativamente cómoda sin hacer grandes cambios.

Sin embargo, al adoptar esta mentalidad, aniquilamos opciones. Renunciamos a la libertad de movimientos de la que podríamos disfrutar con una buena gestión de nuestras finanzas. Lenta y silenciosamente, vamos aceptando que nuestra vida está ya encarrilada y no podemos considerar otros caminos por mucho que nos inspiren, porque no sentimos que tenemos suficiente colchón financiero para correr el riesgo de probar cosas nuevas.

Estos dos ángulos, el defensivo y el ofensivo, son absolutamente esenciales para entender por qué es importante aprender sobre finanzas personales. El primero te protege de caer al infierno y el segundo te da las alas que necesitas para llegar al cielo.

Te dejo con un último pensamiento: No te contentes con no caer al infierno. Ten siempre presente que hay un cielo encima de tu cabeza aunque aún no lo puedas ver, y que tener alas para poder levantar el vuelo y explorar ese cielo cuando llegue el momento puede hacerte muy feliz.

No renuncies a volar.

Pura vida,

Frank.

4 comentarios en “Por qué debemos aprender sobre finanzas personales”

  1. Hola Frank…

    Sigo lo que escribes desde hace ya algún tiempo y creo que este es un momento perfecto para plantear este workshop. Seguro que es muy útil para todo aquel que de verdad quiera tomar las riendas de su vida. Gracias por tu esfuerzo. Saludos y esperando las próximas entregas…

  2. Gracias por tu comentario Aitor. El esfuerzo sienta bien.
    Y sí, habrá próximas entregas. Cualquier sugerencia sobre temas concretos de interés relacionados con el workshop será bienvenida – la mejor forma a través del formulario de contacto.

  3. Kaixo Frank
    Yo también estoy ansiosa por aprender sobre cómo gestionar las finanzas personales, por que soy del segundo grupo y ya va siendo hora que tome las riendas de ese tema. Espero con interés las próximas entregas. Me gusta mucho como analizas y expones los temas. Me haces reflexionar y aprendo siempre. Un gustazo seguirte…

Responder a Iciar Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.